Vender a fuego lento

No me queda otra, y no lo digo desde la resignación, que vender a fuego lento. Ya confesé en un artículo anterior mi juventud en el mundo de las ventas en el sector gastronómico y tengo que decir que por esta vez, no estoy obcecado en conseguir ventas de forma inmediata. A pesar de mi lozanía en este campo, creo que debo aprender mucho para ayudar a las cocinas que confíen en aquello que les ofrezco y esta formación será sin duda la clave para poder hacer de este sector un recorrido profesional.

Entender la labor comercial en Gastronomía

No es la primera vez que reoriento mi labor comercial en un sector desconocido para mí, pero siempre ha habido rasgos comunes que me han hecho adaptarme y aprender relativamente rápido. Conseguir ser conocedor de los mecanismos para seducir a los clientes a través de las soluciones más aptas, y llegar a la venta…

Ahora debería ser igual ¿no?

Quizá, pero esta vez lo veo todo con más cautela, pienso que esta vez no me vale eso de haber sido cocinero antes que fraile, y entiendo que aún me queda mucho para poder analizar de un vistazo y unas parrafadas como funciona el establecimiento y actuar en consecuencia. En otros sectores me resultó más sencillo.

cazuela a fuego lento

Llevo tiempo trabajando el sector de las tiendas gourmet, y aquí sí puedo ver de una forma algo más clara si el producto que presento puede encajar dentro de la filosofía del establecimiento, me ha costado, pero ya voy estando listo para aumentar el radio y el volumen de visitas por esta vía. Pero en HORECA me queda todo el camino por recorrer, tengo la suerte de llevar productos de mucha calidad, que por sí mismos sorprenden y convencen, pero como comercial, para que los resultados sean óptimos sigo trabajando en profesionalizarme dentro de este gastrouniverso tan apasionante.

Evolución continua siempre

La evolución ha sido una constante en mi vida profesional, y no será menos importante ahora. La creatividad en las cocinas, los productos elaborados de forma artesanal, la esencia de las materias primas… todas estas cosas a veces me dejan casi paralizado, porque es un mundo competido, pero a la vez abierto a una evolución que lleva un ritmo de trabajo muy alto, y tengo que saber aprovecharlo.

Vender es aprender a ayudar.

Gastroaprendiendo día tras día.

Gracias!!

@Gastrocomercial

Santi GonzálezAutor de este artículo y del blog: Palabraflexia Agente Comercial Freelance. Siempre aprendiendo. Aprendiendo en el mundo de las ventas y en estos momentos sobre gastronomía. Represento productos con Alma en CyL.
Te agradezco que compartasShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *